martes, 1 de noviembre de 2011

Con un poquito de imaginación se puede transformar un disfraz de Flor en uno de Dragón



Hola buenos días!!

Ya pasó Halloween y volvemos a la normalidad después de unos días de preparativos locos.

Nos encanta esta fiesta y la disfrutamos mucho sobretodo por los peques que se lo pasan pipa y aunque aquí en España no es muy popular cada vez se va celebrando más.

Este año mi peque quería un disfraz de dragón y después de buscarlo y rebuscarlo no lo encontré en ninguna tienda asi que vi uno de una flor, me lo imaginé transformado y lo compré.

Usé la cabeza de la flor para hacer las alas y las púas naranjas del dragón y las hojas verdes para el morro,las orejas y la cola, añadí un poco de fieltro de color verde para hacer la cabeza, blanco y negro para los ojos y naranja para la barriga del dragón.

Este es el resultado, al peque le ha encantado se lo puso el lunes por la mañana y no se lo quito hasta la noche después de la fiesta que cayó rendido.







Espero que os haya gustado.

Besos y feliz semana.