martes, 1 de noviembre de 2011

Con un poquito de imaginación se puede transformar un disfraz de Flor en uno de Dragón



Hola buenos días!!

Ya pasó Halloween y volvemos a la normalidad después de unos días de preparativos locos.

Nos encanta esta fiesta y la disfrutamos mucho sobretodo por los peques que se lo pasan pipa y aunque aquí en España no es muy popular cada vez se va celebrando más.

Este año mi peque quería un disfraz de dragón y después de buscarlo y rebuscarlo no lo encontré en ninguna tienda asi que vi uno de una flor, me lo imaginé transformado y lo compré.

Usé la cabeza de la flor para hacer las alas y las púas naranjas del dragón y las hojas verdes para el morro,las orejas y la cola, añadí un poco de fieltro de color verde para hacer la cabeza, blanco y negro para los ojos y naranja para la barriga del dragón.

Este es el resultado, al peque le ha encantado se lo puso el lunes por la mañana y no se lo quito hasta la noche después de la fiesta que cayó rendido.







Espero que os haya gustado.

Besos y feliz semana.

6 comentarios:

  1. Que buena eres para las transformaciones! Te quedo bien padre!

    ResponderEliminar
  2. niña, eres una artista!!!!! uoo que chulo, el peque!

    ResponderEliminar
  3. eres una máquina de la imaginación y segundo de la costura!!! Un besazo preciosa!!

    ResponderEliminar
  4. ostras!!!
    que cosa mas bonita!!tanto por la transformación del disfraz como por ese modelo guapo que tienes!

    ResponderEliminar
  5. Pues la verdad que ha quedado genial. Menuda imaginación!!! Yo celebro en la noche del 31 la castañada con la familia y halloween siempre lo hacemos el próximo día de fiesta con los amigos. Así estoy como loca preparando los disfraces. Lo mío es muy sencillo... ropa negra y unas alas cosidas a las mangas SEREMOS MURCIÉLAGOS... jejejjee
    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
  6. Pues yo a tí tampoco te seguía. Gracias por el recordatoria Nuria de mi alma!!!!. Bsos

    ResponderEliminar